La Gaceta

La noticia sin filtro

Cada media un arma proveniente de EEUU mata a una persona en México

Venta de 2.5 millones de armas de USA a México ocasionan muerte cada media hora.

La ausencia de una regulación y control del mercado de armas en Estados Unidos, mantiene como uno de sus principales mercados en su frontera con México, lo que ha generado una venta de armas de un aproximado de 2 millones y medio de estas durante los últimos 10 años, lo que ocasiona un asesinato cada media hora.

Estimaciones de la Fiscalía General de la República (FGR) y del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública refieren que al año ingresan ilegalmente al país unas 250 mil armas de fuego, entre ellas armas largas (AK-47), granadas de diversos tipos, lanzacohetes, cohetes, lanzagranadas y ametralladoras, en ese rubro las llamadas Barret calibre 50 que tienen capacidad para derribar aeronaves.

En este sentido, de acuerdo con cálculos de un programa de la Universidad de San Diego, California, que fueron citados por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), se estima que cada año más 200 mil armas de fuego cruzan de contrabando a través de la frontera entre Estados Unidos y México.

Además mientras en Estados Unidos la regulación de la venta y el movimiento de este armamento de una persona a otra está muy descontrolada, las normas en México para la adquisición legal de estos objetos son muy estrictas.

En un texto titulado Tráfico de armas EU-México, la cancillería explica que el problema se agravó desde que en 2004, en Estados Unidos expiró la prohibición federal de armas de asalto, que restringía la fabricación, transferencia y posesión de armas semiautomáticas para uso civil.

En un reporte de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito que data de 2010, esta agencia ya advertía que Estados Unidos es una fuente conveniente de armas para criminales en México.

En la investigación Más allá de nuestras fronteras, publicada por el Centro para el Progreso de América (Estados Unidos), los especialistas Chelsea Parsons y Eugenio Weigend Vargas expusieron que –según datos del gobierno estadunidense– de 2014 a 2016, en 15 países de América del Norte, América Central y el Caribe, se recuperaron 50 mil 133 armas que se originaron en Estados Unidos como parte de investigaciones criminales.

Esto significa que durante este lapso se utilizaron armas de origen estadunidense para cometer crímenes en países cercanos aproximadamente una vez cada 31 minutos. La Jornada.

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *