La Gaceta

La noticia sin filtro

Imposición de políticas neoliberales ocasionó insurrección popular en Ecuador

Ecuador. El pueblo de Ecuador ha surgido en masa para rechazar las políticas económicas que aplica el Presidente Lenín Moreno, quien ha reaccionado con represión y violación a los derechos humanos, en un estado de excepción que permite que policías y milicias incluso asesinen, sin embargo la sociedad ecuatoriana ha sido contundente en su postura y han comenzado a exigir la salida del mandatario, quien incluso se ha visto a obligado a cambiar el gobierno de sede.

Este martes 8 de octubre miles de manifestantes ocuparon por espacio de una hora, la sede de la Asamblea Nacional en Quito y exigieron la salida del poder del presidente Lenín Moreno, en el marco de una escalada de protestas contra unos ajustes económicos del Gobierno y el acuerdo crediticio con el FMI.

Al grito de !FUERA MORENO FUERA», los manifestantes protagonizaron enfrentamientos con policías y militares que guardaban el recinto ante la inminente llegada de la protesta. Los manifestantes exigen la derogación de un decreto ejecutivo emitido por el presidente Moreno hace una semana, con el que eliminó los subsidios (ayudas estatales) que desde hace décadas permitían abaratar el coste de los combustibles.

Los manifestantes, encabezados por la poderosa Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), rompieron los distintos cercos de seguridad y llegaron hasta los exteriores del edificio legislativo, primero, para luego alcanzar su interior. 

El hecho se produjo en medio de un intenso forcejeo, en el que las fuerzas del orden utilizaron abundante gas lacrimógeno para intentar dispersar la protesta que, según varios dirigentes, podría dirigir su acción al Palacio de Gobierno.

Ecuador vive masivas protestas en contra de un paquete de medidas económicas neoliberales, anunció la noche del lunes el traslado de la sede del Gobierno a la ciudad de Guayaquil, ubicada a unos 421 kilómetros al suroeste de Quito, la capital del país.

“Me he trasladado a Guayaquil y he trasladado la sede del Gobierno a esta querida ciudad de acuerdo a las atribuciones constitucionales que me competen”, dijo el jefe de Estado en un mensaje transmitido en Cadena Nacional, refiere Telesur.

Moreno compareció acompañado del mando militar y del vicepresidente Otto Sonnenholzner y anunció también la suspensión de clases en todo el país. Aseguró que las movilizaciones que vive el país suramericano desde el pasado 3 de octubre, las cuales han dejado hasta ahora un muerto según un reporte, “no es una manifestación de descontento”.

Moreno anunció el pasado 2 de octubre una serie de medidas aupadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) con el supuesto objetivo de “reactivar” la economía, que incluye la eliminación de los subsidios a los combustibles y redujo prestaciones salariales a los empleados públicos contratados en forma temporal.

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *