La Gaceta

La noticia sin filtro

Condena CIDH a gobierno de facto en Bolivia por represión y muertos

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), anunció que realizará una visita urgente a Bolivia, entre el 22 y 25 de noviembre, al señalar el “riesgo de impunidad para violaciones de derechos humanos”.

El organismo dependiente de la Organización de Estados Americanos (OEA) condenó la participación de las Fuerzas Armadas en la represión a la protesta social, calificó de “inadmisible” el decreto de la autoproclamada presidenta, Jeanine Áñez que busca eximir de responsabilidad penal a los militares que participen en las matanzas y exigió la convocatoria a elecciones en 90 días.

El comunicado de la CIDH se emitió antes de que se conocieran los asesinatos de, al menos, 6 personas durante un operativo conjunto de Fuerzas Armadas y Policía en la localidad de Senkata, donde los manifestantes contra el gobierno bloqueaban el ingreso a una planta de abastecimiento de combustible. Las nueva masacre, que repite en menos de una semana la ocurrida en Cochabamba , incrementa el total de muertos a 29.

El organismo expresó una “enérgica condena al uso excesivo de la fuerza por parte de operaciones combinadas de la Policía Nacional y de las Fuerzas Armadas para reprimir” y recordó que no hay “sustento legal» para sacar a las calles a los militares, cuyo entrenamiento «está dirigido a derrotar al enemigo, y no a la protección y control de civiles”.

En ese sentido, la CIDH señaló su “profunda preocupación” por el decreto 4078 firmado por Áñez, lo calificó de “inadmisible» y condenó “cualquier acto administrativo de impunidad que atente contra el derecho a la verdad y la justicia para las víctimas y sus familiares».

El llamado urgente de la CIDH también advirtió sobre las “amenazas dirigidas a líderes del gobierno anterior, asambleístas y dirigentes sociales” como también «funcionarios y dirigentes de instituciones independientes del Estado, como los organismos nacionales de promoción y protección de los derechos humanos”.

En el mismo tono, la Comisión le recordó al gobierno autoproclamado la crítica situación que vive la prensa en el país tras el golpe de Estado. “Entre los hechos, se registran amenazas para el cierre de canales de televisión; retención de funcionarios; quema de instalaciones de radios; y presiones contra los trabajadores de la prensa”, señala el comunicado.

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *