La Gaceta

La noticia sin filtro

Omisión de autoridades en explotación de niños jornaleros en Chihuahua, “muere menor de 13 años”

El pasado lunes se reportó el fallecimiento de un menor de 13 años en un campo de cultivo en el municipio de Meoqui, aunque las causas de descenso aún no se confirman, la primera línea de investigación es que murió a causa de la sobreexplotación, largas jornadas bajo el sol, sin alimentarse y agua.

Alejandro Cruz Payán, perdió la vida mientras realizaba trabajos de pizca, en un campo del Seccional Barranco Blanco en el municipio de Meoqui, Chihuahua, tan solo de 13 años, fue encontrado horas después por su padre, en medio de las matas bajo el sol.

Las autoridades estatales, la Secretaría de Trabajo y previsión Social, y el mismo Sistema Integral de Protección a Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA), encargados del tema, no se han pronunciado al respecto.

En el Estado de Chihuahua la “Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Chihuahua” en su artículo 53 obliga a las autoridades Estatales y municipales a, en el ámbito de sus respectivas competencias, a tomar las medidas necesarias para prevenir, atender y sancionar los casos en que niñas, niños o adolescentes se vean afectados como lo menciona en sus apartados IV y V al trabajo infantil.

“IV. El trabajo antes de la edad mínima de quince años.

V. El trabajo en adolescentes mayores de quince años que sean peligrosas y puedan perjudicar su salud, su educación o impedir su desarrollo físico o mental, explotación laboral, las peores formas de trabajo infantil, así como el trabajo forzoso.”

En 2017, el gobernador Javier Corral Jurado dio su visto bueno al Sistema de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes de Chihuahua (SIPINNA) y se comprometió a proporcionarles partidas presupuestales para brindar ayuda a los sectores infantil y juvenil de la entidad.

El gobernador Javier Corral y la Secretaria Ejecutiva de SIPINNA en Chihuahua, Ana María De la Rosa Carpizo.

La muerte del menor, exhibe que en Chihuahua además de aún existir explotación laboral de condiciones precarias, también que niñas y niños son explotados sin que ninguna autoridad intervenga, sin condiciones laborales, de seguridad, y en algunos casos violación a los derechos humanos.

También se exhibe que la reciente formación SIPINNA, en la que con todas las facultades de la misma ley de derechos de niñas, niños y adolescentes no ha sido capaz de coordinar acciones con las dependencias que la integran para orientar a estos menores a otro tipo de actividades, apoyos o becas para evitar que laboren por fuera de la ley.

Tampoco la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), se ha pronunciado o de ofrecer algún tipo de apoyo a la familia del menor, recomendación a las dependencias responsables de prevenir estas situaciones.

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *