Guerra y privatización del agua desata conflicto político y social en Chihuahua

Guerra y privatización del agua desata conflicto político y social en Chihuahua

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:COLUMNA
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Manipulación de actores políticos quiebra sector productivo

Intentaré ser breve, porque el tema es muy amplio como para exponerlo en este texto, sin embargo, trataré de detallar y recordar algunos datos al respecto, principalmente por el ambiente de manipulación mediática y tergiversación política, sobre todo de la derecha chihuahuense, quienes tienen millonarios negocios con el agua del estado.

Ante la escalada en el conflicto entre agroindustriales y empresarios, disfrazados de pequeños productores, contra las autoridades federales en un tiempo de pre campañas electorales, así como la ausencia de información explícita del manejo del recurso por parte de las autoridades, ha hecho el caldo perfecto para las confrontaciones económicas, refugiados en grupos políticos del estado.

Las cosas se ponen turbias cuando activistas o líderes de productores, en contubernio con actores panistas como diputados federales, locales o alcaldes de la región, han levantado la polvareda con los verdaderos campesinos y pequeños productores de la región, quienes tienen pequeños cultivos y viven de esto, la defensa del agua para estas personas es primordial y totalmente legítimo, sin embargo parecen estar siendo manipulados, algo parecido sucedió con el movimiento del gasolinazo en 2017, y dato curioso, muchos de los actores que traicionaron en movimiento en aquel entonces, son los manipuladores en este problema del agua.

En una región totalmente agrícola y en zona desértica, el manejo del agua es cuestión de vida o muerte, pero también de importantes negocios, agroindustriales, empresarios, muchos de ellos metidos de lleno en la política, han visto en la descompuesta coordinación en la comunicación de las dependencias del gobierno federal, la oportunidad de oro para detonar una campaña mediática de mentiras, desinformación, miedo y odio, que de no detenerse, puede llegar a un verdadero estallido social, aunque lo que busquen ellos es capitalizar votos para las elecciones del 2021, son mezquinos e hipócritas.

Como señalé, el tema es amplio y complejo, así que por esta ocasión intentaré detallar específicamente el conflicto en las presas y el tratado de aguas internacionales entre México y Estados Unidos, que ha detonado la confrontación política, los medios de comunicación y la forma y sentido en el que trabajan, son el tema toral para comprender la forma en que el agua se está privatizando, y como grupos de poder de Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, están disputando millones de metros cúbicos, que convierten en millones de pesos, aquí la producción autosustentable y el pequeños mercado, no importa, nada más que para usarlos como carne de cañón, al final de cuentas, a río revuelto, ganancia, mucha ganancia de pescadores.

En esta región donde el río Conchos genera la producción y vida agrícola, hay tres principales actividades que dejan ganancias millonarias y que su sobreproducción ha generado problemas sociales y ecológicos durante los últimos años, ante la escasez del agua y las pocas lluvias, el pago de agua a Estados Unidos es la gota que derrama el vaso, la nula regulación y los entramados políticos protegen a los dueños.

La producción de alfalfa, la producción de nuez y el ganado vacuno para la producción de leche, las tres actividades consumen una cantidad monstruosa de agua, cabe destacar que el río Conchos ha permitido mantener la producción con números negros, sobre todo en la producción de nuez, que en los últimos 10 años y la apertura a la exportación a China, India y Estados Unidos, ha ocasionado una invasión de granjas nogaleras, sin regulación alguna, en algunas zonas donde el agua de los ríos no llega, la perforación de pozos ha dejado sin agua potable o agua contaminada, poblaciones enteras, como en Jiménez.  La guerra por el agua es cosa de ricos en estos momentos, pues buscan garantizar su producción anual.

Campos de cultivo entre Delicias y Maeoqui

En este sentido, podemos ver a varios actores en los conflictos de las presas y el tratado internacional de aguas, los primeros afectados, en caso de que hubiera un faltante de agua en la región para el ciclo de riego, son estos empresarios agroindustriales, porque es tanta la cantidad de agua que necesitan para la producción, que lucharán con todo lo que tengan a su alcance, no están dispuestos a que sus ganancias disminuyan, tampoco a pagar más por pozos y bombas para extraer agua subterránea, como sucede en el centro y norte del estado.

También mueven las turbias aguas los políticos, principalmente del PAN, aunque hay en todos los partidos, esta región está gobernada en su mayoría por panistas, presidentes municipales, regidores, diputados locales o federales, obvio, muchos de ellos parte de estas empresas, o sus familiares, la guerra por el agua no tiene límites, aquí hay refresqueras o cerveceras como Heineken en Meoqui, donde hay un millonario negocio, pues la empresa extranjera paga a la Junta Municipal del Agua por cada metro cúbico extraído, peor aún, este dinero se maneja discrecionalmente y no llega a las arcas del gobierno, pues la JMAS es un ente descentralizado, al igual que la Comisión Nacional del Agua (Conagua), aquí es donde la cosa se pone interesante.

Entra en acción las autoridades federales, la CONAGUA y la Comisión Internacional de Límites de Aguas (CILAS), esta última, es la que maneja y conoce la cantidad de agua que sale de las presas mexicanas y estadunidenses para el tratado, mucha de esta información es de carácter privado, parte del problema actual es la ausencia de gran cantidad información, importante para conocer la cantidad exacta de agua que ha salido de las presas chihuahuenses, este organismo se creó desde finales del siglo XVIII, específicamente para el tratado de agua entre México y Estados Unidos. OJO.

Es así como llegamos a las actuales condiciones del 2020, donde se registra una sequía en Tamaulipas y sus presas con poca agua, este es el principal argumento que se ha dado por parte de las autoridades federales para intentar abrir las compuertas de las presas en Chihuahua y dejar que fluya al río Bravo, según esto, para pagar esa agua a los Estados Unidos, pero aquí es donde mucha información no es clara. Algunos productores afirman que existe un negocio desde la CILAS, para vender agua a empresa en Nuevo León y Tamaulipas, y este sería el centro del problema.

Entre los cuatro estados mexicanos que comparten frontera con el río Bravo, existen seis presas operadas por el gobierno federal, dos de ellas se comparte con Estados Unidos.

Internacional La Amistad en Coahuila, con un 20 por ciento de su capacidad.

Internacional Falcón, en Tamaulipas con un 11 por ciento de su capacidad.

Marte Rodolfo Gómez (El Azúcar) en Tamaulipas en un 82 por ciento de su capacidad.

Derivadora Las Blancas, Tamaulipas a un 44 por ciento de su capacidad.

Venustiano Carranza (Don Martín) en Coahuila a un 52 por ciento de su capacidad.

Luis L. León (El Granero) en Chihuahua, con un 73 por ciento de su capacidad.

La Boquilla, Chihuahua, con un 69 por ciento de su capacidad y un almacenamiento actual de 2010.153 de hectómetros cúbicos

Fuente: Sistema Nacional de Información del Agua, monitoreo de las principales presas de México.

Presa El Granero

Como podemos observar, el agua de las presas internacionales es muy poca, al igual que en Tamaulipas y Coahuila, solo Chihuahua está en un punto favorable, aún y cuando es el estado más grande y con problemas de falta de agua, aquí a pesar de la sobreexplotación, la producción se mantiene, aún y en los años más difíciles.

Desde diciembre del 2019, se habló de la posibilidad de abrir las compuertas de la Boquilla y Las Vírgenes, ante la gran capacidad en las que están, además de que se tiene hasta el 24 de octubre del 2020 para pagar el agua faltante, se suma los escurrimientos naturales y las probables lluvias, en discusiones los diputados locales han estado de acuerdo en que incluso el agua por pagar se saldaría con los escurrimientos naturales, sin la necesidad de abrir compuertas.

En la mesa de trabajo entre productores y autoridades en enero, se informó que el gobernador Javier Corral desde 2019 había estado de acuerdo en pagar el agua de las presas de Chihuahua, sin embargo en enero cuando se habló del tema y los productores se movilizaron, también funcionarios del gobierno estatal, rechazaron tajantemente se abrieran las presas, le sumaron a esta postura el cierre total de la presa El Granero, aunque las autoridades de Conagua se resistieron y la mesa quebró por parte de los productores, quienes salieron de las oficinas de la Conagua, las autoridades aceptaron cerrar las compuertas, los productores y funcionarios del PAN, volvieron al edificio, en realidad nunca se fueron, solo salieron a la esquina en lo que se ponían de acuerdo en su postura con las autoridades.

Después de esto, el diputado federal del PAN Mario Mata y un grupo de productores se dirigieron a la presa El Granero, donde tomaron algunas fotografías en las faldas de la cortina, donde derrama el agua cuando está al máximo, para decir a los medios de comunicación que la presa había sido vaciada en su totalidad, también el diputado Mata, compartió un video donde mostró la parte más alta de la presa, aquí aseguró que las autoridades federales habían vaciado en su totalidad la presa, culpó al gobierno de López Obrador y la Cuarta Transformación de traicionar a los productores chihuahuenses, incluso dijo que los peces habían muerto porque no había agua, días después esta información fue desmentida por la misma Conagua, aunque la presa estuvo abierta por varios meses y tuvo un reducción considerable, El Granero está al 73 por ciento, incluso se garantiza el ciclo de riego para este y el próximo año, en caso de que no lloviera nada.

Es entonces que la mira del panismo y otros partidos, así como de organizaciones de productores, se dirigieron a la presa La Boquilla, donde en una primera ocasión aseguraron ante algunos medios de comunicación, sin ninguna información oficial, que las compuertas de la Boquilla habían sido abiertas para llenar El Granero, algo que fue desmentido rápidamente, sin embargo, desde este momento se exhibió la manipulación y mentiras, que actores del PAN comenzaron a capitalizar.

Es aquí que grandes consumidores de agua, con grandes negocios e involucrados en la política, que se han dedicado a saquear el agua de los chihuahuenses durante décadas, salieron a la defensa del “agua para todos” “el agua para los chihuahuenses” o “ni una gota a Tamaulipas”, incluso mandaron imprimir logotipos y estampas que han colocado en sus camionetas, una campaña mediática a modo, al igual que en el gasolinazo del 2017.

El show político creció cuando en el Congreso del Estado, varios diputados, pero principalmente del PAN, iniciaron a arremeter mediáticamente contra el gobierno federal y Morena, señalamiento de “traidores”, “ruines” e incluso “socialistas”, fueron retomadas por actores políticos como la presidenta panista de Chihuahua, Maru Campos, que sin velo en el entierro, buscó reflectores y realizó señalamientos burdos contra el gobierno federal, aquí también lo que se exhibió fue entrar a la carrera por la candidatura a la gubernatura por el PAN, en clara competencia mediática con Mario Mata, que busca lo mismo.

Y aunque los diputados locales no tienen la facultad de pedir la comparecencia de una autoridad federal, lo hicieron con el entonces encargado de la Conagua, luego de semanas de acribillar mediáticamente al funcionario federal, pedían “respetuosamente” su presencia, lo querían destrozar, el funcionario aceptó, aunque a última hora envió una carta a la presidencia de congreso para explicar que no acudiría, sin embargo los recibiría en las oficinas de la Conagua, esto sucedió un viernes, el lunes sería la comparecencia, aun así, el presidente del Congreso, diputado René Frías, mantuvo la convocatoria a los diputados y también a productores de todo el estado.

Como era de esperarse, al notar la ausencia, fue duramente criticado, no se dijo que había enviado la carta, el diputado de Morena Humberto Chávez fue el único que acudió a la Conagua de manera formal, el funcionario federal fue atacado nuevamente por los diputados y productores aliados, la prensa aliada también hizo su trabajo, es así que la imagen del funcionario federal se desgastó rápidamente, aunque todos los acuerdos que se hicieron en la mesa con los productores, fueron cumplidos. Los ataques continuaron.

Apenas la semana pasada, el representante de la Conagua fue sustituido, y como dicen que en política nada es coincidencia, este martes, tras finalizar la sesión permanente del congreso del estado, estalló la bomba de que “la Guardia Nacional escoltaba a trabajadores de Conagua para abrir las compuertas”, así lo cabecearon algunos medios de comunicación, sin ninguna información oficial, la noticia corrió como pólvora. El diputado del PAN Luis Aguilar también realizó este anuncio en la sesión.

Rápidamente, en grupos de redes sociales, se compartió un audio donde una persona aseguraba que, tras una reunión en Delicias, que no especificó con quién, así como Salvador Alcántar Ortega, presidente de la Asociación Estatal de Usuarios de Riego en la Conagua en Chihuahua, se dirigían a la presa La Boquilla, porque la Conagua y la Guardia Nacional abrían la presa, ahí se convocó a la población a acudir a la presa.

Aproximadamente a las 3 de la tarde, grupos de productores comenzaron a bloquear las carreteras, la noticia no oficial de que se abriría la presa se difundía por todo el estado, la ausencia de información oficial propició que el temor, la especulación y el malestar crecieran.

Es así como a la entrada de las instalaciones de la Conagua en la presa la Boquilla, en San Francisco de Conchos, fueron bloqueadas por las unidades de la Guardia Nacional, aproximadamente unos 30 o 40 elementos se encontraban en los alrededores, algunos de ellos hicieron una vaya, la cual era totalmente inútil, pues solo estaba en una formación, incluso ellos estaban frente a la entrada, mientras productores y algunos diputados discutían frente a ellos, se tomaban fotos, posaban, o eran entrevistados por los medios de comunicación, en ningún momento hubo conato de bronca, intimidación o agresiones.

Mientras tanto, las puertas de las instalaciones estaban totalmente abiertas, cabe destacar que este complejo es como el de PEMEX o la CFE, o incluso, un campo militar, instalaciones de carácter federal con un resguardo permanente, pero en este caso las personas entraban y salían como Pedro por su casa.

Adentro, en la central de operaciones donde se encuentran las turbinas, porque recordemos que es una HIDROELECTRICA, con maquinaria especial y operada por profesionales y técnicos especializados, en la cortina de la presa, cientos de personas comenzaron a aglomerarse, frente a 20 elementos aproximadamente de la Policía Militar, en su mayoría mujeres, sin si quiera toletes, solamente escudos de plástico para contener a los pobladores y productores, que en muchos casos recibían instrucciones de Mario Mata y otros operadores del gobierno del estado.

A las 5 de la tarde aproximadamente, los ánimos comenzaron a caldearse, algunos gritaban, otros azuzaban a los elementos de la policía, en su rostro de notaba nerviosismo y preocupación, las policías eran rebasadas como en 30 a 1, mientras más personas llegaban, algunos se apostaron en las alturas por el borde del cerro, ¡faltan 15!, ¡faltan 10!, ¡faltan 5! Gritaban algunos, había una cuenta regresiva que algunos habían acordado para comenzar la embestida.

El ambiente era tenso, se notaba inevitable que habría algún tipo de agresión en cualquier momento, y justo cuando el sol se ocultó detrás de la cortina, comenzó la arremetida contra la raquítica vaya de la policía militar, quienes fueron literalmente atropellados por la masa, aunque había menores de edad y mujeres, en su mayoría eran hombres corpulentos de campo, que tuvieron mínima resistencia de los policías, algunas personas lanzaron piedras desde el cerro, pero fueron serenados de inmediato, aquí no hubo una confrontación, ni bronca, simplemente la gente impulsada por el malestar atravesaron la valla humana y replegaron a los elementos hasta la entrada del área de máquinas.

En la entrada, había unos 10 o 20 elementos de la Guardia Nacional, que intentaron detener a la marabunta humana y auxiliar a sus compañeros de la policía militar, sin embargo, también fueron rebasados en fuerza, algunos de ellos cayeron al suelo con el riesgo de caer al fondo de la presa, 10 o 15 metros de altura, tras la refriega, se refugiaron en una torre, pero seguían las agresiones y gritos de los pobladores contra ellos, quienes exigían salieran. Tras varios minutos tensos comenzaron a salir de ese lugar por la parte trasera. Una hora después (ya me había ido), se informó que los elementos se habían retirado, mientras que se montarían guardias de los pobladores.

Lamentablemente, la Conagua emitió su postura luego de estos acontecimientos, donde explicó que la presencia de la Guardia Nacional era porque la entrada a las instalaciones habían sido forzadas y violadas, donde ingresaron personas ajenas, ante un complejo de carácter estratégico para el gobierno federal, se envió a las fuerzas del orden, esta información siempre la supieron los diputados locales, como se pudo corroborar antes de los hechos violentos, por el propio diputado del PAN Luis Aguilar, quien al ser entrevistado se le cuestionó respecto al motivo de la Guardia Nacional en la presa, se le preguntó si era para resguardar o para abrir la presa, detrás de él, el diputado Humberto Chávez de Morena respondió que era para resguardar, Aguilar afirmó y agregó que, como no había certeza, se podía pensar que era para abrir.

Esta información la comparto, porque es difícil, casi imposible que las notas informativas capten ciertos detalles, porque considero injusto y hasta maquiavélico la manipulación con la que ciertas autoridades, políticos y activistas se manejan, por la preocupante y lenta reacción de las autoridades federales, por el riesgo que significó cientos de personas en una área estratégica del gobierno y porque los verdaderos responsables y saqueadores (huachicoleros), de agua, siguen haciendo grandes negocios, mientras otros buscan reflectores electorales para candidatearse.  El gobierno de la Cuarta Transformación debe ser transparente en el manejo del agua y el tratado internacional, así como reintegrar los entes descentralizados del vital recurso, porque han convertido un recurso natural y un derecho, en un sistema de especulación de ganancia….. AZ.

Deja una respuesta