Rechaza Lety Ochoa utilicen feminicidios como bandera política, condena filtración de fotos en caso Ingrid

Rechaza Lety Ochoa utilicen feminicidios como bandera política, condena filtración de fotos en caso Ingrid

Chihuahua. Un asesinato por razones de género y los feminicidios son problemáticas graves, que debemos trascender de los reflectores mediáticos y los posicionamientos políticos simplistas, lo que es responsabilidad de todos los actores sociales y políticos, y propiciar el análisis de las causas estructurales, que son razones culturales, sociales, judiciales y políticas que permiten y validan la violencia machista, pide la diputada de Morena y presidente de la Comisión de Feminicidios, Leticia Ochoa Martínez.

Leticia Ochoa rechazó la “revictimización” que hacen policías y algunos medios de comunicación en el caso del feminicidio de Ingrid Escamilla quien no sólo perdiera la vida sino que se filtraron imágenes de su cuerpo descuartizado por parte de la policía, pero además la falta de educación en la ciudadanía que emite juicios sobre la culpabilidad de la víctima e incluso se le cuestione su adhesión o no al feminismo.

La diputada de Morena también lamenta que haya actores políticos que toman el tema del feminicidio como bandera política, sin entender que existe una violencia estructural contra las mujeres y la violencia machista también tiene que ver con el derecho de las mujeres a decidir la maternidad, permitir la interrupción del embarazo en caso de violación sexual, la prohibición del matrimonio infantil, el lenguaje incluyente, castigar conductas como el sexting y la violencia política contra las mujeres, entre otros temas en los que se contradice el Partido Acción Nacional.

El feminicidio de Ingrid Escamilla pone en alerta primero porque el caso se da en la Ciudad de México, una de las entidades donde no sólo está tipificado el feminicidio sino que además es de las legislaciones más completas; lo que nos obliga a pensar en que la tipificación no es suficiente si no que se requiere de un proceso de educación social, más complejo en el que aún no se trabaja y que consiste en la eliminación del odio hacia las mujeres por parte de los hombres.

Pero hay otro hecho que es condenable, el caso de Rubí y Paulina son ejemplos de impunidad debido a vacíos legales o indebidos procesos en los que las autoridades no siguieron los protocoles; Ingrid Escamilla nos alerta sobre la posibilidad de poner en libertad a un feminicida luego de que fueran los policías capitalinos los que difundieran imágenes de la cara y el cuerpo de la víctima, así el vídeo con la confesión del asesino.

Los actores involucrados en los procesos deben tener cierta cautela, las imágenes son escalofriantes y la distribución de las mismas “revíctimiza” a Ingrid Escamilla a quien después de muerta se le vulnera si honorabilidad y la voz que prevalece es la del agresor, que inclusive podría demandar penalmente a los policías que distribuyeron las imágenes.

El morbo que se generó luego de la distribución de imágenes implica un tercer hecho sobre el que es necesario poner atención, inmediatamente hubo quiénes accedieron a su perfil de twitter y distribuyeron un mensaje en el que cuestionaba el feminismo, por lo que la legisladora

Deja un comentario

Cerrar menú