Armamento ruso ya es invisible en el Ártico y otros climas extremos

Armamento ruso ya es invisible en el Ártico y otros climas extremos

El grupo industrial ruso Ruselectronics desarrolló un nuevo material para engañar a los radares y esconder los equipos militares en el paisaje ártico.

Rusia logró aplicar un material con capacidad para esconder armamento de guerra pesado, como tanques, en la nieve; lo que aumentaría su poderío en el Ártico.

El nuevo material hecho de filamentos ferromagnéticos nanoestructurados es duradero, resistente a las acciones climáticas y a las bajas temperaturas, de modo que reduce de tres a cuatro veces el rango de detección de la maquinaria por parte del enemigo, según define el mismo consorcio.

Este material tiene un coeficiente de reflexión de un 0,5 por ciento, lo que permite una absorción de radiación electromagnética de los radares en un 99,5 por ciento, dejando prácticamente a los equipos rusos fuera del ojo del enemigo.

“La propiedad de este material está determinada por su composición. Lo que simula, sea ya nieve acumulada o hierba, depende de las necesidades específicas”, declaró Víktor Murajovsky, editor jefe de la revista rusa Arsenal Otechestva (Arsenal de la Patria). 

De acuerdo con Ruselectronics, ya se ha fabricado un lote de pruebas y ahora el novedoso material está listo para ser fabricado a gran escala. Estos nuevos logros en el ámbito defensivo se revelan, en medio de los esfuerzos de Rusia y Estados Unidos por dominar las extensas zonas polares.

El Ártico es una zona de suma importancia por sus grandes reservas de gas y petróleo, además de revestir gran importancia para Moscú y el Occidente, en especial, tras el deterioro de las relaciones de Rusia con Estados Unidos en los últimos años.

Deja una respuesta