Izquierdas de la “4T” y españoles frente a la derecha…

Izquierdas de la “4T” y españoles frente a la derecha…

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:LIDERES
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Alberto Trinidad Heredia Castillo

Estatua: General Felipe Ángeles, Chihuahua, Chih.

La que el presidente AMLO llama la 4T, se me ha figurado a lo que los españoles hicieron en 1931, desde luego, guardadas las proporciones en el tiempo y en las consecuencias.

La Segunda República Española, fue un acontecimiento que rompió no solo con la monarquía de los Borbones al quitar el poder a Alfonso XIII, sino que representó una esperanza para millones de trabajadores del campo y de las ciudades, para intelectuales y sindicalistas, para socialistas y comunistas y para todos los que venían luchando por una república que diera pie a la democracia en ese país tan conservador y religioso.

La votación en abril de 1931 llevó al poder a los republicanos que constituyeron su gobierno con diversos partidos como el PSOE, el Comunista, el Socialista Revolucionario y organizaciones gremiales como la Central General de Trabajadores y la Unión General de Trabajadores.

Tras el período del Gobierno Provisional (abril-diciembre de 1931), durante el cual se aprobó la Constitución de 1931 y se iniciaron las primeras reformas, la historia de la Segunda República Española «en paz» (1931-1936) suele dividirse en tres etapas.

Un primer bienio (1931-1933) durante el cual la coalición republicano-socialista presidida por Manuel Azaña llevó a cabo diversas reformas que pretendían modernizar el país.

Un segundo bienio (1933-1935), llamado por las izquierdas bienio negro, durante el cual gobernó la derecha, con el Partido Republicano Radical de Alejandro Lerroux, apoyado desde el parlamento por la derecha católica de la Confederación Española de Derechas Autónomas (CEDA), que pretendió «rectificar» las reformas izquierdistas del primer bienio.

Durante este bienio se produjo el acontecimiento más grave del período: la insurrección anarquista y socialista conocida como Revolución de 1934, que en Asturias se convirtió en una auténtica revolución social y que finalmente fue sofocada por el Gobierno con la intervención del ejército.

La tercera etapa viene marcada por el triunfo de la coalición de izquierdas conocida con el nombre de Frente Popular en las elecciones generales de 1936, y que solo pudo gobernar en paz durante cinco meses a causa del golpe de Estado del 17 y 18 de julio promovido por una parte del Ejército que desembocó en la guerra civil española.

Las fuerzas de derecha que no eran pocas, encausaban los intereses de los monarquistas nobles, los terratenientes y los militares de alto rango, La Falange y los Requetés de Boina roja, que fueron apoyados fuertemente por Benito Mussolini y Adolfo Hitler con armamento, dinero y hombres, perpetraron el Golpe de Estado iniciando La Guerra Civil que culminó en 1939 con la derrota de los republicanos y las brigadas internacionales, para instaurar la dictadura del Generalísimo Francisco Franco.

La Derecha no tuvo mayores problemas ideológicos para unificarse, la izquierda sin embargo, primero rompió con los republicanos y luego entró en una lucha por el poder que no permitió llevar la defensa de la República como la situación ameritaba.

Socialistas, comunistas, sindicalistas, anarquistas, todos tomaron las armas, pero en innumerables lo hicieron unos contra otros. Una triste experiencia y una historia que debe tenerse en cuenta no solo en México, sino en toda América Latina.

Deja una respuesta