FIERRAZOS EN EL BARRIO

*La oposición perdió

*Lily Tellez: “Perros y Hienas”

*Caso Ruiz Massieu, aún sin justicia

*Heliodoro el “prestanombres”

Pues ayer la oposición por más que quiso simplemente no pudo y tras la traición del PRI, en el senado en donde los integrantes casi llegaron a los golpes, llegaron por fin al acuerdo de que el ejército permanece en las calles hasta el 2028 para hacer labores de seguridad pública.

Las miradas sin lugar a dudas las acaparó la ahora panista, antes morenista, Lily Tellez, quien llamó “perros” y “hienas” a los senadores de Morenas por “promover la militarización de México”, la senadora de Morena, Lucía Trasviña, subió a la tribuna, encaró a Téllez y le manoteó en la cara.

  • -Yo no soy hiena, respétame -gritó Trasviña fuera de sí.
  • -Eres una corrupta, lo eres, encubres al crimen organizado -responde Téllez sin titubear.

Lo que parecía que iba a desencadenar en una agresión física, fue evitado cuando la senadora de Morena, Clitlalli Hernández, subió también a la tribuna para pedirle a Trasviña que se retirara para que continuara Téllez en su turno de uso de la palabra.

El senador de Morena, Napoleón Gomez Urrutia, desde su escaño le gritó a Lilly Téllez “traidora, traidora”, a lo que la panista le respondió “callado, callado Napoleón, siéntese y espere sus croquetas”.

En otro punto del debate, el senador de Morena Félix Salgado Macedonio, desde su escaño le dijo a la senadora del PRI, Claudia Ruiz Massieu, que su padre José Francisco Ruiz Massieu, fue asesinado por el expresidente Carlos Salinas de Gortari, tío de la legisladora.

Con lágrimas en los ojos, la senadora Ruiz Massieu le dijo a Salgado Macedonio: “no le permito que mencione a mi familia sin fundamento.”

Previo al debate, el senador Ricardo Monreal afirmó que el dictamen para mantener a los militares en las calles en tareas de seguridad pública hasta 2028, es totalmente distinto al aprobado previamente en la Cámara de Diputados.

“Es un fantasma la Ley Alito”, dijo Monreal al señalar que lo aprobado en el Senado se trataba de un control y seguimiento por parte del Poder Legislativo a la participación de los militares en tareas policiacas.

Adicionalmente, los titulares de las secretarías de la Defensa Nacional (Sedena), Marina (Semar), Seguridad Publica Federal (SSyPC) y Guardia Nacional, estarán obligados a comparecer periódicamente ante una comisión bicamaral de senadores y diputados, quienes evaluarán sus acciones en materia de seguridad.

Quien llegó ayer a la rectoría de la Uach fue Heliodoro Araiza, quien de manera unánime fue nombrado como máximo dirigente en esta casa de estudio.

Araiza declaró sentirse feliz por el nombramiento, sin embargo algo que provocó el enojo de algunos y la felicidad de otros, fue su declaración de que él llegaba para arrancar el trabajo de Luis Rivera Campos, quien sigue sin poder tomar protesta por los amparos.

Tales declaraciones le valieron que lo señalaran como “prestanombres”, pues acusan de que sólo llegó al puesto como un “títere” para seguir las indicaciones del que eventualmente y si los amparos lo dejan, podría ser el rector de nuestra alma máter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *