internacional 02 Abr 2024

Irán asegura que el ataque de Israel contra su embajada en Siria «no quedará sin respuesta»

El ataque israelí contra el Consulado iraní en Damasco no quedará sin respuesta, declaró el presidente de Irán, Ebrahim Raisi.

Con sus acciones, Israel ha demostrado que «no acata leyes ni normas internacionales», declaró a Sputnik Ibrahim Azizi. A su vez, el experto Vladímir Bruter opina que el golpe puede resultar en ‘casus belli’ en toda región.

De acuerdo con Ebrahim Raisi, Israel utiliza «el terror ciego» debido a sus «repetidos fracasos y derrotas» ante el Eje de Resistencia Islámica. En sus palabras, «presenciamos la repugnancia y el odio de las naciones libres contra la naturaleza ilegítima» del país judío, mientras que la resistencia islámica no hace más que fortalecerse.

El presidente de Irán subrayó que el ataque israelí contra el consulado iraní en la capital siria de Damasco «no quedará sin respuesta».

«Los sionistas [Israel] deben saber que nunca alcanzarán sus siniestros objetivos con estas inhumanas acciones», indicó el mandatario.

Raisi condenó enérgicamente el golpe israelí, calificándolo una clara violación del derecho internacional.

El vicepresidente de la comisión parlamentaria de Seguridad Nacional y Política Exterior de Irán, Ibrahim Azizi, declaró a Sputnik que «el ataque de Israel es un ataque al territorio de la República Islámica de Irán».

«Israel ha demostrado que no acata leyes ni normas internacionales. Además, este ataque demuestra la naturaleza agresiva de Israel, ya que las misiones diplomáticas —embajadas y consulados— de cualquier país, están considerados parte del territorio del Estado al que pertenecen», declaró a Sputnik.

Irán dará una respuesta firme en un momento oportuno, prosiguió Azizi, agregando que la comisión de Seguridad Nacional y Política Exterior del Parlamento iraní va a investigar el asunto, así como enviar una delegación a Damasco.

En cuanto a las consecuencias del golpe israelí contra el Consulado de Irán en Damasco, el experto del Instituto Internacional de Estudios Humanitarios y Políticos, Vladímir Bruter, cree que puede resultar en casus belli en Oriente Medio. Indicó que las acciones de Israel están diseñadas para arrastrar a Estados Unidos al conflicto.

«Esto es lo que quiere Israel [una guerra en Oriente Medio]. La cuestión es cuál podría ser la respuesta de Irán y cómo se desarrollará la situación en su conjunto. Pero el principal objetivo de Israel en esta situación y la razón de sus acciones es desencadenar una guerra regional e involucrar a Estados unidos de su lado», planteó.

El experto llamó la atención sobre un informe de la cadena NBC en el que citaban a dos funcionarios estadounidenses anónimos. Según su información, la Administración Biden declaró a Irán que Estados Unidos no tenía información sobre el inminente ataque. Para Bruter, se trata de una señal de que «Estados Unidos es consciente del riesgo y no querría que la situación estallara ahora con un vigor redoblado».

También describió a Israel como el principal beneficiario de la desestabilización en Oriente Medio porque «quiere que el mayor número posible de potencias mundiales se impliquen en el conflicto».

«Evidentemente, como cree Israel, nadie del Occidente colectivo podría ponerse del otro lado del conflicto. Por lo tanto, tales acciones israelíes, como ellos creen, sirven para unir a la comunidad occidental en torno a Israel y como si le dieran carta blanca adicional», concluyó Bruter.

El 1 de abril, Israel lanzó un ataque contra un edificio ubicado cerca de la Embajada de Irán, en el suroeste de Damasco, capital de Siria. El Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (CGRI), la unidad élite de las Fuerzas Armadas de Irán, confirmó la muerte de sus dos generales en el ataque aéreo israelí contra el consulado.

Israel ataca el territorio sirio sistemáticamente, pese a las numerosas denuncias de Siria ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, en las que señala que estas acciones infringen su soberanía y amenazan la estabilidad regional. Por su parte, Israel justifica los ataques con la presencia de las milicias iraníes y libanesas en el territorio sirio, aliadas de Damasco, a las que considera como un peligro para la seguridad nacional del país judío.