Bolsonaro se niega a vacunar a su hija contra la COVID19

Bolsonaro se niega a vacunar a su hija contra la COVID19

La Corte Suprema pidió a la Fiscalía investigar al presidente brasileño tras las amenazas contra los funcionarios de Anvisa.

Brasil. El mandatario brasileño, Jair Bolsonaro, afirmó que no permitirá que su hija de 11 años sea vacunada contra la Covid-19, pese a que la agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) dio luz verde a la vacunación de infantes entre cinco y 11 años.

El ultraderechista, quien ha mantenido una postura negacionista de la pandemia desde su comienzo, está pendiente a investigación a petición de la Corte Suprema de Brasil a la Procuraduría General, para indagar si cometió algún delito en declaraciones donde amenazó al personal técnico de Anvisa.

“Espero que no haya interferencia del Poder Judicial porque mi hija no se vacunará, dejo eso muy claro; ella tiene 11 años de edad”, precisó el jefe de Estado sobre la decisión de la Anvisa.

Bolsonaro no quiere que su hija menor, Laura, se inmunice. Tras la aprobación de Anvisa, el exmilitar lanzó una campaña pública contra los científicos de la entidad de control sanitario. Incluso, llegó a amenazar con publicar nombres de los trabajadores de Anvisa para que la gente “los conozca”.

“Yo pedí, extraoficialmente, el nombre de las personas que aprobaron la vacuna para niños a partir de cinco años. Queremos divulgar el nombre de esas personas para que todo el mundo tome conocimiento de quiénes son y, obviamente, formen su juicio”, dijo.

Por su parte, Anvisa denunció que es víctima de un “activismo político violento”. El organismo emitió un comunicado donde condena y repudia cualquier amenaza explícita o velada “que constriña, intimide o comprometa el libre ejercicio de las actividades regulatorias”.

Medios locales reseñan que Anvisa solicitó, pero no recibió protección policial para sus altos mandos y los técnicos más expuestos.

Asimismo, el presidente de la agencia, Antonio Barras, confirmó que la aprobación está basada en estudios de seguridad y eficacia y demás datos epidemiológicos.

“Nuestro país presenta cifras expresivas de mortalidad en este grupo de edad”, dijo Barras a los medios locales, algo que confirman desde las asociaciones médicas de Brasil, las cuales reportan unos 2.500 menores de 11 años que han muerto a causa de la enfermedad.

Bolsonaro asevera que no se vacunó contra el coronavirus y puso su historial de vacunación bajo secreto de Estado. En cambio, la primera dama, Michelle Bolsonaro se inmunizó en Nueva York, durante el viaje que realizaran en septiembre pasado a la Asamblea General de las Naciones Unidas.

De acuerdo con el gobernante, el Ministerio de Salud debe emitir la reglamentación de la autorización de la vacuna infantil para el 5 de enero. A pesar de que en el gigante suramericano está autorizada la vacuna Pfizer para infantes entre 5 y 11 años, el Gobierno aún no tiene las dosis pediátricas de ese laboratorio. Telesur.

Deja una respuesta